Ana Rita brilla en el regreso de los toros a Portugal

MUNDOTORO

Ana Rita fue la gran protagonista del festejo celebrado este sábado en localidad portuguesa de Estremoz, que reabrió la temporada taurina en el país vecino después del parón obligado por las devastadoras consecuencias de la pandemia del Coronavirus. Fue un retorno brillante y extraño, triunfal pero un tanto peculiar en algunos aspectos, como las cortesías, que se hicieron individualmente y sin la presencia de las cuadrillas, o la prohibición de las vueltas al ruedo al término de las actuaciones de cavaleiros y forcados, pues se evaluaron con rigor todas las medidas sanitarias para hacer posible la celebración del espectáculo.

Frente a un variado encierro de Vinhas, fuerte y entipado, Ana Rita, a lomos de Favorito a As de Oros, ratificó su excelente campaña del pasado año y volvió a reivindicarse en su país. Su elegante monta, su raza y su variedad llegaron con fuerza al público, que no dudó en levantarse de las bancadas para aplaudir con entusiasmo a la de Cartaxo, que coronó su actuación de modo brillante con unas banderillas al violín.

Con un astado complicado y exigente, mostró sus progresos el joven Parreirita Cigano, que hizo frente con determinación y entusiasmo a la difícil conducta de su antagonista. Se reconoció su labor, como la de Telles Bastos, que clavó de salida con seguridad una arriesgada farpa, y luego estuvo a la altura con un animal que siempre se puso por delante.

Abrió plaza Rui Salvador que desarrolló una faena de menos a más con el primer santacoloma de la noche. Brito Paes sorteó un animal de 605 kilos manso y sin recorrido, mientras Moura Caetano logró con Campo Pequeno y Baco los mejores momentos de una actuación que deslució en ocasiones el de Vinhas, que salió suelto, sobre todo al principio de la lidia.

Actuaron los forcados amadores de Arronches y Académicos de Elvas, que consiguieron las pegas con más dificultades de las previstas debido a las complicaciones de los astados.

TOURO E OURO

Ana Rita levou ao Alentejo o seu tom ‘Espanha’. Fácil a conectar com o público, andou bem, com alegria e uma boa lide no geral, terminando com dois violinos, sendo o último já uma imposição do público. Foi muito ovacionada, deixando ambiente nesta sua passagem por Portugal.

Fotos de Francisco Ramirez